Carta de baja voluntaria

Carta de baja voluntaria

Se suele decir que todas las despedidas son amargas. Y es bien cierto que decir ciao, au revoir o goodbye suele ser difícil.
Sin embargo, en materia laboral, la cosa es un poco diferente. A lo largo de nuestra carrera profesional podemos vernos en la situación de renunciar a un puesto de trabajo de forma voluntaria. Los motivos normalmente suelen ser el haber encontrado un puesto de trabajo mejor (te recomendamos que leas nuestro artículo sobre cómo hacer un buen Curriculum Vitae) o tener discrepancias con la empresa, aunque puede haber otros motivos personales como un traslado de domicilio o sufrir alguna enfermedad.
En este artículo te indicamos cómo redactar una carta de baja voluntaria, qué medios utilizar para hacerla llegar a tu empresa y te dejamos, también, algunas plantillas y modelos de carta de renuncia voluntaria que te pueden servir como ejemplo.

¿Qué es una carta de baja voluntaria?

Una carta de baja voluntaria, o también llamada carta de renuncia voluntaria, es un documento mediante el cual comunicamos la intención de renunciar a nuestro actual puesto de trabajo. Este documento sirve, además, como una comunicación formal entre el trabajador y la empresa.
En él, se expone nuestra decisión en firme de querer finalizar nuestra relación laboral con dicha compañía, aunque también se suele utilizar, a la misma vez, para agradecer el trato recibido durante el periodo de tiempo en el que hemos estado trabajando en ella.
Si tu decisión viene motivada por haber encontrado un puesto de trabajo con mejores condiciones, siempre es recomendable que se deje abierta la posibilidad de recibir una contraoferta por parte de la empresa en la que estamos trabajando. Así, si dicha contraoferta nos resulta atractiva, podríamos reconsiderar mantener nuestro puesto de trabajo actual.
Si has tomado la decisión de renunciar a tu puesto de trabajo por otras razones que creas que pueden tener solución en un futuro, ¿has valorado solicitar una excedencia voluntaria?
Quizás no tengas que abandonar tu actual puesto de trabajo. Te recomendamos que leas nuestro artículo sobre qué es una excedencia voluntaria y cómo se solicita haciendo click aquí.

¿Por qué hay que entregar una carta de baja voluntaria?

Persona escibiendo una carta de baja voluntaria

El punto 1 del artículo 49 del Estatuto de los Trabajadores nos indica que:

El contrato de trabajo se extinguirá por dimisión del trabajador, debiendo mediar el preaviso que señalen los convenios colectivos o la costumbre del lugar.

Esto quiere decir que, en caso de que un trabajador quiera darse de baja voluntariamente, debe avisar a la empresa con el tiempo de antelación estipulado en el convenio colectivo (consulta nuestro artículo sobre qué es un convenio colectivo), o en su defecto, 15 días naturales, que es lo que la jurisprudencia suele entender como costumbre del lugar.

Es por eso, que aconsejamos poner en la carta de baja voluntaria la fecha en la que se envía al empresario, además de la fecha en que causaremos baja, para que no haya lugar a dudas sobre cuándo se informó y cuándo se solicitó la baja voluntaria.

Existen determinadas situaciones en el que este deber no procede, como, por ejemplo, en caso de estar en periodo de pruebas en la empresa.

Modelo de carta de baja voluntaria en español

Como en los modelos de carta de presentación, tendremos que incluir en nuestra carta de baja voluntaria nuestros datos, los datos de la persona a quien va dirigida nuestra carta, el mensaje y la firma. Además, incluiremos la fecha en la que esta carta debería ser recibida.

Ejemplo carta de baja voluntaria

Modelo de carta de baja voluntaria sin preaviso en español

En caso de que no puedas dar preaviso, siempre sigue siendo aconsejable enviar una carta de baja voluntaria, para no cerrar una posible reincorporación en el futuro a la empresa donde estás cursando tu baja. Puedes ver un ejemplo aquí:

Ejemplo carta de baja voluntaria sin preaviso

¿Qué derechos tengo en caso de que solicite mi baja en la empresa?

Recuerda que, en caso de que te des de baja voluntaria en la empresa, no tendrás derecho a prestación por desempleo. Igualmente no se tendrá derecho a indemnización. Sí se tendrá derecho a finiquito, que en este caso será la suma de las cantidades debidas en conceptos de:

  • salario
  • dietas
  • complementos
  • vacaciones no disfrutadas
  • parte proporcional de las pagas extras no prorrateadas

En caso de que el trabajador no haya cumplido con el preaviso establecido por el convenio colectivo o la costumbre del lugar, se pueden dar dos casos:

  • Que en el convenio colectivo no se establezcan las consecuencias de no respetar el periodo de preaviso. En este caso el empresario puede descontar del salario el número de días de preaviso que el trabajador no haya cumplido, pero se debe justificar el posible prejuicio que les haya causado.
  • Que en el convenio colectivo se establezcan las consecuencias de no respetar el periodo de preaviso. El empresario puede descontar del salario el número de días de preaviso que el trabajador no haya cumplido sin necesidad de justificar perjuicio alguno.

Formas de entregar una carta de baja voluntaria

La carta de baja voluntaria la puedes entregar de las siguientes formas:

  • Por correo electrónico con acuse de recibo.
  • Enviándola por carta certificada a la dirección de la empresa.
  • Directamente en mano (en este caso recuerda llevarte una copia firmada por la empresa).
  • En caso de que la empresa no quiera recibir la carta, por burofax.

¡Esperemos que estos consejos os hayan servido porque habéis encontrado un trabajo mejor!

Publicaciones Similares