Trabajar desde casa montando cosas

Trabajar desde casa montando cosas

Cuando uno está entre las paredes de su hogar, deseando tener trabajo y cotizar pero sin poder conseguirlo, lo normal es contemplar alternativas. Una de las opciones que tuvo cierta fama en su momento es la de trabajar desde casa montando cosas.

Hubo un punto en que se armó cierto revuelo en torno a esta actividad, pues es algo sencillo, no requiere ningún gran esfuerzo ni ninguna preparación. Ganar dinero así, sin muchos estudios y sin moverte de casa, a priori parece una gran idea. Sin embargo, ¿lo es realmente? Te aconsejo leer hasta el final para comprobarlo.

Requisitos para trabajar desde casa montando cosas

Uno de los grandes puntos fuertes de trabajar desde casa montando cosas es que apenas necesitas nada más que ganas de trabajar. No requiere poseer experiencia de ninguna clase, ni tampoco tener un espacio disponible con unas características concretas: cualquier mesa te vale. Si me apuras, podrías hacerlo incluso sentándote en el suelo.

Además, no tener la ESO no es un problema, ya que montar productos requiere poca formación previa más allá de saber cómo se monta lo que te han encargado. Necesitarás -eso sí- bastante tiempo libre y ser una persona bastante paciente, pues se trata de un trabajo mecánico y extremadamente repetitivo, donde lo importante es el número de unidades que seas capaz de producir. 

Trabajo desde casa montando objetos

El universo de trabajar desde casa montando objetos puede llegar a ser bastante amplio y variado. Dentro de esta categoría, los productos más famosos son, sin duda, los bolígrafos. No obstante, también son conocidos los trabajos para montar mecheros y bisutería en general, si bien son más minoritarios.

Sin embargo, la cosa no acaba ahí. Realmente te puedes encontrar trabajos para montar cosas que no esperabas, como, por ejemplo, cajas de cartón o incluso ensobrado de cartas. Eso también es montar algo que, de algún modo, hay que manipular.

Por si te lo estás preguntando, existe maquinaria industrial capaz de hacer esas tareas de un modo automático. Sin embargo, la realidad es que las empresas que necesitan este tipo de servicios no pueden permitirse el coste de dicha maquinaria. Por lo tanto, necesitan personas que hagan el trabajo por un bajo precio.

Trabajar desde casa montando bolígrafos

Esta ocupación tuvo un cierto furor en el mercado hace aproximadamente una década. Internet se llenó de ofertas para trabajar desde casa montando bolígrafos. España atravesaba una crisis económica considerable y este trabajo parecía una alternativa sencilla y rápida para ganar algo de dinero de un modo rápido.

La tarea es bastante sencilla. Generalmente, la empresa demandante te envía en cajas los bolígrafos desmontados a tu casa y tú los tienes que devolver listos para funcionar.

Un bolígrafo no suele estar formado por más de 10 piezas. De hecho, muchos modelos sencillos no tienen más de 5 ó 6, por lo que, una vez cogida la práctica, montar un bolígrafo es cuestión de segundos. Al final, la rentabilidad está en montar el mayor número de unidades en el menor tiempo posible.

Lo normal es que la empresa contratante ponga una fecha límite para la devolución del material montado, por lo que hay que mantener un cierto ritmo de montaje. Ten en cuenta que hablamos de montar millares de unidades, no unos pocos.

Por desgracia, también suele ser habitual que la empresa requiera al trabajador el pago de una especie de fianza para el envío del primer encargo. Esta práctica abusiva dio lugar a no pocas estafas, y no es difícil encontrar casos de gente que nunca recibió los bolígrafos.

Del mismo modo, hubo gente que los envió de vuelta y nunca cobró, quedándose sin dinero y habiendo hecho el trabajo. Al final, las personas dispuestas a trabajar desde casa montando bolígrafos son las que corren con casi todos los riesgos.

Trabajar desde casa montando mecheros

Esta ocupación es una variante común dentro del mundillo de montar cosas en casa. Trabajar montando mecheros desde la comodidad de tu hogar es algo que suena bastante fácil, y realmente lo es.

Al igual que ocurre con los bolígrafos, los mecheros apenas tienen complejidad en su construcción, por lo que tampoco contienen demasiadas piezas internas.

Si te preocupa el manejo de gas o gasolina para las recargas de los mecheros (según el tipo), has de saber que ninguna empresa puede proponerte ese trabajo. Esa tarea en concreto supone trabajar con mercancía explosiva y, por tanto, peligrosa, y debe hacerse por personal autorizado en instalaciones adecuadas, no en tu casa.

Lo correcto es que te encarguen montar los mecheros vacíos, sin más. Si alguna empresa te propone recargar los mecheros, se trataría de una actividad ilegal que debes rechazar inmediatamente. No sólo sería inapropiado, sino que te estarías exponiendo a un accidente grave.

Al margen de este detalle, el objetivo de trabajar desde casa montando mecheros también consiste en completar el mayor número de unidades posible en un plazo concreto.

Trabajar desde casa montando bisutería

En tercer lugar, esta opción es otra alternativa que puedes realizar cómodamente desde tu vivienda. Trabajar en casa montando bisutería no difiere demasiado de montar bolígrafos o mecheros. En este caso se trata, generalmente, de collares, pulseras o quizás pendientes.

El número de piezas a montar por cada unidad es variable, pero en algunas ocasiones pueden ser muy numerosas. Ciertos collares o pulseras pueden tener fácilmente 50 piezas o más, por lo que el tiempo que pasarás con cada uno será superior al que pasarías con cada bolígrafo.

Al tratarse de objetos de mayor valor que otras mercancías, es bastante probable que la empresa que haga el encargo se preocupe de que no se extravíe nada. Lo normal es que un collar se venda por mayor importe que un simple boli, por lo que habrá que tener cuidado de no perder de vista la producción.

La realidad de trabajar desde casa montando cosas

Aquí te vamos a contar las verdades que no vas a encontrar en ningún otro sitio web.

Trabajar desde casa montando cosas (ya sean bolígrafos, mecheros, bisutería o cualquier otro producto) es algo que ya apenas existe. No tienes más que hacer una búsqueda rápida en Google para comprobarlo.

Sí, encontrarás mucha información vacía por ahí, que no te lleva a ninguna parte y que a veces, incluso, no te cuenta nada útil. Pero ofertas reales, ninguna.

El motivo de esto es que hubo una época en que este tipo de trabajos desde casa se hicieron relativamente populares y la gente los sigue buscando. Sin embargo, la remuneración escasa, precaria y la abundancia de estafas acabaron con estas prácticas.

Si buscas a fondo opiniones sobre trabajar desde casa montando cosas, acabarás comprobando lo que te digo. Sí, es posible que haya empresas que sigan ofreciendo trabajo para montar cosas desde casa, pero será algo testimonial y, seguramente, mal pagado.

Todo esto no son trabajos desde casa serios.

En el mejor de los casos, si tienes suerte, encuentras a una empresa fiable, y no te engañan, te servirá para ganar unos pocos euros trabajando mucho. Nada más.

Conclusiones

Esperamos que ahora tengas mucho más claro todo lo que rodea al asunto de trabajar desde casa montando cosas. Como habrás visto, no se trata de la mejor de las opciones que hay para obtener dinero. Si estás en situación de desempleo, esto no tiene la facultad de proporcionarte algo ni siquiera parecido a un salario.

Desde luego hay muchas otras opciones más interesantes, como trabajar desde casa haciendo manualidades, algo que podrías convertir en un negocio. Sí, es cierto que cualquier otra alternativa a montar bolígrafos tiene más requisitos y riesgos, pero la recompensa también puede ser mayor.