Trabajar desde casa

Trabajar desde casa

En el mundo actual, cada vez es más difícil encontrar un trabajo que se adapte a nuestro perfil y nuestras necesidades. Desde el inicio de la pandemia del coronavirus, casi todo el mundo tuvo que estar encerrado y hubo una explosión de búsquedas en torno a trabajar desde casa

Desde luego, el concepto de trabajar en casa es un campo muy amplio y hay muchas actividades que puedes desarrollar desde la comodidad de tu hogar. Con este artículo pretendemos mostrarte una visión general del trabajo desde casa para que puedas dejar de estar desempleado o para complementar tu sueldo si ya tienes empleo.

¿En qué puedo trabajar desde casa?

La enorme ventaja que nos brinda el mundo de hoy en día es que tenemos internet. Gracias a esta poderosa herramienta, trabajar desde casa con el ordenador es una realidad para millones de personas en todo el mundo. Aún así, no todo tiene por qué pasar por el uso de un ordenador.

Si te atrae el uso de tus propias manos para crear cosas, también hay alternativas en cuanto a trabajos manuales desde casa. Por supuesto, encontrar todas las posibilidades de trabajos desde casa va a requerir buscar mucho y bien, y ahí el ordenador sí es un arma casi imprescindible.

Lo bueno y lo malo de trabajar desde casa

Trabajar desde casa es algo que tiene innumerables ventajas de las que no disfrutan los empleados por cuenta ajena que tienen que ir a un centro de trabajo.

Por desgracia, no todo es bonito y de color de rosa en esta forma de plantear el trabajo. No es nada sencillo conseguir un trabajo desde casa que merezca la pena. Tendrás que ser muy precavido/a para esquivar posibles estafas o trabajos en los que la rentabilidad va a ser demasiado baja.

Veamos a continuación tanto los aspectos positivos como negativos de poder realizar tu actividad sin salir de tu hogar. 

Desventajas de trabajar desde casa

Nosotros no vamos a endulzarte la realidad, como ocurre en casi todos los portales que hablan de estos temas. Aquí te vamos a contar la cruda realidad de trabajar desde casa.

Conseguir un trabajo desde casa (especialmente si es un trabajo no cualificado o sin tener la ESO) es complicado y está muy mal pagado en muchos casos.

Aún así, lo que debes hacer si te interesa es plantearte esto como un recurso más. Puedes conseguir una fuente de ingresos alternativa o adicional a otra que tengas. No te vas a hacer millonario, pero puedes conseguir dinero extra cada mes que te puede facilitar bastante la vida.

Por otra parte, vas a tener que gestionarte por tu cuenta. Trabajar desde casa requiere mayor responsabilidad que ir a un centro de trabajo por cuenta ajena. Tendrás que marcarte unos horarios de trabajo y unos hábitos adecuados para no perderte en las tareas de la casa o en las obligaciones cotidianas. Esto, que parece sencillo, a algunas personas se les hace muy cuesta arriba.

Si compartes tu vida con otras personas (pareja, hijos, compañeros de piso…), has de conseguir que respeten tus horarios y que no te interrumpan. Esto también es más difícil de lo que parece, pues mucha gente tiene la percepción de que trabajar desde casa no es trabajar de verdad.

Por último, si trabajas desde casa, vas a tener que lidiar por tu cuenta con Hacienda y la Seguridad Social. Bueno, técnicamente tendrías que hacerlo desde el primer día. Sin embargo, todos sabemos que ser autónomo en España es una insensatez si vas a ganar poco, salvo que pretendas regalarle todo tu dinero al Estado.

En cualquier caso, te recomendamos hablar con un gestor laboral que te indique qué es lo que más conviene en tu caso.

Ventajas de trabajar desde casa

Desde el lado positivo, sin duda, trabajar desde casa te ofrece unas comodidades que son el sueño de mucha gente. Para empezar, puedes ser tu propio jefe, con todo lo que ello implica: libertad de horarios, libertad para escoger a tus clientes o las actividades que realizas. Si te dedicas a vender servicios, también decidirás a qué precio se ofrecen.

Olvídate de enviar el currículum. Eso ya podría ser historia para ti si consigues tener éxito o unos ingresos suficientes para vivir trabajando desde casa.

Ya no perderás tiempo en desplazamientos desde tu casa a tu trabajo, tanto de ida como de vuelta. Hay mucha gente que pierde de media dos horas diarias de su vida yendo y volviendo a su puesto de trabajo, con la desesperación y el gasto que ello conlleva.

Por lo tanto, te estarás ahorrando dinero en combustible y mantenimiento de un vehículo. Y, por otra parte, estarás ganando mucho tiempo para dedicar a tu vida y/o tu familia, que es algo que no tiene precio. Además, siempre podrás atender una emergencia en cualquier momento o, sencillamente, acudir a una cita médica sin tener que pedirle permiso a nadie.

En último lugar, no hay que olvidar que al estar en tu casa, gozas de todas las comodidades de ésta. Hay a quien le fascina la idea de trabajar en pijama (cosa que no es muy recomendable). Otros valoran detalles como no tener que pelearse con compañeros por la temperatura de la calefacción en invierno o del aire acondicionado en verano.

Además, también podrás hacer pausas cuando lo consideres necesario, trabajar de madrugada si lo deseas o decidir qué días trabajas y cuáles no.

Trabajos que puedes realizar desde casa

Ahora que ya tienes una visión más detallada de lo bueno y lo malo de este modo de vida, vayamos a explorar las opciones que hay para trabajar desde casa. Resultaría imposible hacer un listado realmente exhaustivo de todas las posibilidades que ofrece el mercado, pero intentaremos ofrecerte una visión amplia del mercado:

Trabajar desde casa montando cosas

En un primer escalón dentro de la búsqueda de trabajos desde casa, vas a encontrarte con todos los relativos a montar objetos, generalmente pequeños.

Este tipo de ocupaciones vivieron un pequeño boom hace unos años, después de la crisis de 2008, pero aún pululan por ahí. Los hay de distintos tipos, montando artefactos que pueden ser muy variados, pero los más habituales son los siguientes:

Trabajar desde casa montando bolígrafos

Puede que te sorprenda, pero hubo un momento en que esto de montar boligrafos desde casa se hizo relativamente popular. El trabajo en sí no tiene mucho misterio. Se trata de algo tan sencillo como que un fabricante de bolígrafos te envía a casa las piezas sueltas de sus productos y tú los montas.

Las ventajas de montar bolígrafos desde casa son: que es una actividad que puede realizar cualquier persona, que no necesitas experiencia y que puedes dedicarle el tiempo que tú decidas.

Sin embargo, la posible rentabilidad de este trabajo está en montar la mayor cantidad de bolígrafos posibles. Por lo tanto, eso es algo que no vas a conseguir trabajando sólo un par de horas al día en ello.

Trabajar desde casa montando mecheros

Poca cosa que ampliar aquí. Se trata de un trabajo muy similar al de montar bolígrafos, si bien este de los mecheros es bastante menos habitual. No te preocupes, no te van a pedir que los rellenes con gas o con gasolina. Esas son tareas peligrosas que no se pueden delegar a un trabajo realizado desde casa.

Trabajar desde casa montando bisutería

Esta es otra variante del trabajo desde casa montando cosas, que puede ser bastante laboriosa según el tipo de piezas que tengas que montar.

Tampoco tiene mucho desarrollo: se trata de elaborar el mayor número de pulseras o collares posibles en un determinado tiempo. Sin un ritmo constante y cierta velocidad, será imposible que consigas que sea rentable.

Trabajar desde casa haciendo manualidades

Hay quien piensa que hacer manualidades no sirve para nada, pero están muy equivocados. La realidad es que, si consigues hacer algo realmente atractivo para otras personas, puedes venderlo por internet y ganar dinero con ello. Incluso, mucho dinero, y acabar montando una empresa sobre esta base.

Portales online gigantescos como Etsy se han levantado gracias a un ejército de personas que venden ahí sus manualidades, muchas veces hechas desde casa. Hay muchos compradores que valoran los trabajos hechos a mano, la artesanía y la creatividad de infinidad de pequeños artistas por todo el mundo. Tú podrías ser uno de ellos.

Trabajar haciendo encuestas desde casa

Una ocupación bastante popular por internet es la de ganar dinero desde casa rellenando encuestas. Te asombraría la cantidad de empresas que dependen de los estudios de mercado para lanzar sus productos, y éstos se hacen frecuentemente a través de sencillas encuestas.

Con esta actividad no te vas a hacer de oro. De hecho, no en todos los casos te ofrecerán una recompensa en forma de dinero físico, sino en forma de cheques regalo. Trabajar realizando encuestas no te proporcionará una gran remuneración, pero puedes llegar a obtener un extra anual bastante jugoso, en función del tiempo que le dediques.

Existen literalmente docenas de empresas dedicadas a esto. A poco que busques, encontrarás muchísimas. Por nombrar algunas, tienes a Kantar Worldpanel, Toluna o GFK.

Trabajar desde casa atendiendo llamadas

En un mundo cada vez más globalizado y con mayores cuotas de comercio online, la atención al cliente telefónica tiene un papel fundamental. Por este motivo, las empresas que se dedican a esta actividad a veces contratan a gente para que realice este trabajo desde su propia casa. Sin necesidad de desplazarse a ningún centro de trabajo, sólo con la ayuda de un teléfono y un ordenador para hacer las gestiones, ya podrías realizar esta actividad.

Trabajar desde casa para Amazon

Existen varios modos de ganar dinero con Amazon trabajando desde casa. El más sencillo es ser afiliado de Amazon, esto es, llevarte una comisión por ventas llevando tráfico web a su portal.

Para ello, claro está, necesitarías tener al menos una página web en la que promocionaras sus productos. Por supuesto, esto requiere de ciertos conocimientos técnicos, que no son tan complicados, pero sí suponen una inversión de tiempo. En caso contrario, si tienes algo de presupuesto, podrías subcontratar esa parte.

Otra alternativa más sencilla para trabajar desde casa para Amazon, es apuntarte al programa Amazon Mechanical Turk. Se trata de un portal de microtareas, casi siempre repetitivas, como rellenar fichas de producto, identificar errores en imágenes y cosas así. Son trabajos cortos y que pagan poco, pero puedes ir acumulando un gran número de ellos.

Si lo haces bien, irás subiendo de nivel en la plataforma, y accediendo a trabajos mejores y que pagan más. Mechanical Turk no es algo que se pueda convertir en tu trabajo principal, pero si perseveras, sí podrías conseguir un considerable ingreso extra. Eso sí, has de saber inglés, ya que es el único idioma disponible, y debes ser aprobado para empezar, ya que no entra todo el mundo que quiere.

Finalmente, hay otras formas más complejas para ganar dinero desde casa con Amazon. Por ejemplo, tienes Merch by Amazon (en inglés también), donde podrías comerciar con tus diseños en camisetas personalizadas, o directamente, convertirte en un vendedor a través del programa FBA (Fulfillment by Amazon).

Esto último, sin duda, es lo más complejo, y requeriría que te formases adecuadamente para poder vender tus propios productos en Amazon, pero se puede empezar con poco. Eso sí, si luego quieres profesionalizarte, entonces puedes llegar a convertirlo en un negocio enorme, con todo lo que ello conlleva.  

Trabajar desde casa vendiendo servicios o productos

Por supuesto, vender en Amazon no es lo único que puedes hacer desde casa. Está claro que, entre los trabajos más serios y rentables que puedes realizar desde tu hogar están la venta de servicios y/o productos online.

Para el tema de servicios puedes valerte de cualquiera de los innumerables portales de trabajo freelance que hay en internet. Puedes empezar por algo muy sencillo, con tareas desde 5$, en Fiverr, o ir hacia cosas más rentables en plataformas como Freelancer, Malt, Workana o UpWork (en inglés).

Otra opción que tienes es la de vender tus propios productos en tu propia tienda online, sin depender de empresas de terceros como Amazon. Por supuesto, para eso necesitas tener ciertos conocimientos, pero nada que no puedas aprender con cierta dedicación. 

Otras actividades que puedes hacer para trabajar desde casa

Si tuviéramos que listar todos los trabajos que realmente puedes realizar desde tu vivienda, la lista podría ser casi infinita. Por supuesto, no es ese nuestro objetivo aquí, pero simplemente queríamos invitarte a abrir la mente para que pienses en la inmensa cantidad de trabajos que puedes desarrollar desde casa.

Por ejemplo, puedes dedicarte a crear páginas web temáticas y tratar de generar dinero con la publicidad de Google AdSense. También puedes introducirte en el marketing de afiliación, es decir, ganar dinero por ayudar a vender productos de otros, a través de empresas como Clickbank, Hotmart o Awin.

Otras opciones más atrevidas pueden ser hacerte creador de contenido en YouTube (o sea, youtuber) o streamer en Twitch. Incluso puedes plantearte convertirte en jugador profesional de póker online, cosa que sólo unos pocos logran, pero quien lo consigue puede llegar a ganar muchísimo dinero. 

Lo que queremos transmitirte es que el universo de cosas que puedes hacer desde casa por internet es realmente gigantesco. Desde actividades tan complejas (y arriesgadas) como hacer trading hasta algo tan descabellado como meterte a adivino vendiendo cartas astrales y predicciones de futuro. No te recomendamos ninguna de las dos, pero ahí están, y hay gente que gana dinero con ello.   

Conclusiones

Trabajar desde casa puede ser un placer y tiene muchas ventajas, pero también muchos inconvenientes. El punto negativo más complicado probablemente sea llegar a hacer rentable tu actividad.

Algunos desempleados verán esto como una gran solución para salir del paro o como una alternativa a conseguir un trabajo bien pagado por cuenta ajena. Por desgracia, no es nada fácil hacer de este sueño una realidad estable, pero poderse, se puede.

Que tengas suerte en tu camino.