Excedencia Voluntaria

shake hands

adminlaboral

09/02/2020

Seguramente habrás escuchado alguna vez el término «excedencia voluntaria«. A lo largo de nuestra carrera profesional, se puede dar el hecho de que necesitemos un periodo de descanso por algún motivo personal o porque queramos embarcarnos en algún proyecto laboral completamente distinto al de nuestro sector. Puede ser que tengas la oportunidad de trabajar durante un corto espacio de tiempo en algo diferente, o que hayas decidido terminar tu último año de estudios. También es posible que hayas encontrado trabajo fuera de nuestras fronteras (te recomendamos nuestro artículo sobre cómo mejorar tu inglés).

Todos estos casos pueden darse mientras estés trabajando en la actualidad. De ser así, existe una manera de conservar dicho puesto de trabajo: solicitar una excedencia voluntaria. En este artículo te explicamos qué es y cómo se solicita una excedencia y te facilitamos un modelo de solicitud de excedencia voluntaria y un modelo de reincorporación.

¿Qué es una excedencia voluntaria?

Una excedencia voluntaria es la decisión que toma un trabajador de cesar su relación laboral con una empresa durante un período de tiempo de entre cuatro meses y cinco años.

Al solicitar la excedencia, el contrato laboral se suspende, el trabajador no necesita ir a trabajar, y la empresa no está obligada a cotizar o pagar el salario del trabajador. Como el contrato está en suspenso, todavía existe una relación laboral entre la empresa y el trabajador.

La excedencia voluntaria figura en el punto 2 del artículo 46 del Estatuto de los Trabajadores.

¿Quién puede solicitar una excedencia?

Para solicitar una excedencia voluntaria tienes que tener al menos una antigüedad de un año en la empresa. Aparte, debe haber pasado al menos cuatro años desde el final de la última excedencia voluntaria disfrutada.

La excedencia laboral se puede solicitar sin necesidad de dar motivo alguno, a menos de que incumpla alguna cláusula del contrato. Si el contrato tuviera una cláusula de no competencia, podría ser motivo de despido disciplinario si la excedencia se solicita para trabajar en una empresa del mismo sector.

La empresa tiene la obligatoriedad de conceder la excedencia voluntaria si el trabajador reúne todos los requisitos. Si la empresa no la concediera, se podría demandar a la empresa, pero hasta que no haya una resolución judicial el trabajador tendrá que acudir obligatoriamente a su puesto de trabajo, para no incurrir en abandono de este.

¿Cómo solicitar una excendencia voluntaria?

Solicitud excedencia voluntaria

Para solicitar una excedencia, el mejor metodo que podemos usar es presentarla por escrito. Es recomendable que en dicho escrito se indiquen las fechas de inicio y de fin de la excedencia.

Es recomendable que la empresa reciba este escrito con un tiempo de antelación y que así cuenten con un tiempo de respuesta para contestar aprobando o denegando la solicitud, además de para preparar el finiquito del trabajador (consulta nuestro artículo), por si éste finalmente no volviese a reincorporase a la compañía.

Derechos del trabajador en una excedencia laboral

A continuación os detallamos qué derechos tiene un trabajador ante una excedencia.

  • El trabajador puede dedicarse a lo que quiera, siempre que no incumpla ninguna cláusula del contrato de trabajo.
  • El tiempo de excedencia no computa en la antigüedad del trabajador.
  • La antigüedad del trabajador que tuviera previa a la excedencia se mantendrá, y seguirá contando tras la reincorporación de este.
  • En caso de ERE empresarial, la empresa puede incluir al trabajador en este, a menos de que se incluya por el hecho de estar en excedencia. Si se diera este caso, se podría denunciar el despido para que se considere nulo.
  • No existe derecho de reserva del puesto en una excedencia voluntaria, a menos que esté establecido en el Convenio Colectivo o se pacte entre el trabajador y la empresa.
  • A la hora de la reincorporación por finalización de la excedencia, el trabajador tiene derecho al reingreso en un puesto de categoría similar, en caso de que su anterior puesto de trabajo estuviese ocupado o ya no existiese.
  • El trabajador no tiene derecho a la reincorporación antes de la fecha de fin de excedencia voluntaria solicitada. Al igual que con el derecho de reserva de puesto, esta reincorporación antes de tiempo se puede pactar entre el trabajador y la empresa, aunque esta no está obligada a cumplirla.
  • Al igual que el trabajador no tiene derecho a la reincorporación antes de la fecha de fin de excedencia voluntaria, la empresa no puede solicitar al trabajador que vuelva a su puesto de trabajo antes de la fecha de fin de excedencia solicitada.

El reingreso tras la excedencia voluntaria

Para reincorporarse al puesto de trabajo, es necesario que se solicite a la empresa esta reincorporación. En caso de que no se haga, se podría considerar que el trabajador ha causado baja voluntaria y se extinguiría la relación laboral.

Esta solicitud se debe realizar por escrito a la empresa, y se aconseja que se haga con un preaviso de 15 días. Aunque en el Estatuto de los Trabajadores no se contempla este preaviso, sí es posible que en el convenio colectivo de aplicación se indique un preaviso de 15 a 30 días.

Posibles escenarios al solicitar la reincorporación

en aeropuerto

Al no poder asegurar la empresa la manutención del anterior puesto del trabajador, se pueden dar los siguientes casos a la reincorporación:

  • Que la empresa acepte la solicitud de reingreso y el trabajador se reincorpore a un puesto de trabajo de iguales o similares características al que venía disfrutando anteriormente. Estamos ante el mejor de los casos, puesto que el trabajador vuelve al puesto de trabajo que desarrollaba antes sin ningún problema ni contratiempo.
  • Que la empresa acepte la solicitud de reingreso, pero el trabajador se reincorpora a un puesto de trabajo distinto al que disfrutaba, con condiciones laborales distintas. En este caso el trabajador podrá requerir la extinción de su relación laboral en virtud del artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores (modificación sustancial de las condiciones de trabajo).
  • Que la empresa no acepte la solicitud de reincorporación pero no niega que el trabajador reingrese en el futuro. Estamos hablando de que la empresa no dispone de un puesto de trabajo , pero no se da por finalizada la relación laboral. En este caso, el trabajador debe periódicamente solicitar su reingreso para hacer ver que su intención es la del reingreso a la empresa. Ésta estaría obligada a probar que efectivamente no dispone de una vacante para este trabajador. Si la empresa estuviera realizando procesos de selección, el trabajador puede reclamar su derecho al reingreso demandando a la compañía ante el juzgado.
  • La empresa niega explícitamente el reingreso. El trabajador en este caso debe demandar a la empresa por despido, teniendo derecho a su correspondiente indemnización.
  • El trabajor no recibe contestación por parte de la empresa. En esta situación el trabajador debería demandar por estas dos causas a la empresa: por su derecho a la reincorporación y por despido.

¿Puedo solicitar el paro si estoy en excedencia voluntaria?

Depende de si se está en una situación legal de desempleo. Para ello, vamos a analizar las siguientes situaciones:

  • La excedencia voluntaria ha finalizado y no se ha solicitado el reingreso: En esta situación, al no solicitar el reingreso tras la excedencia se considera que el trabajador ha causado baja voluntaria. Si se solicitara la prestación, el SEPE la denegará.
  • Estoy en excedencia voluntaria y no he trabajado desde que empezó la excedencia: Esta situación no se puede considerar una situación legal de desemplo, por lo que se desestimará la solicitud de prestación por desempleo.
  • Durante la excedencia voluntaria se ha estado trabajando para otra empresa, y el contrato ha finalizado por causas ajenas a la voluntad del trabajador: Esta situación sí sería una situación legal de desempleo, por lo que se podría solicitar el paro.

En este último caso, la duración de la prestación dependerá de la duración de la excedencia. Si esta finalizase antes, la prestación de desempleo será suspendida, ya que el trabajador debe solicitar su reingreso en la empresa. En caso de que esta última se niegue a reincorporar a dicho trabajador o admitiera su reincorporación en el futuro, éste podrá seguir cobrando su prestación, bien hasta su reincorporación, o bien hasta que el plazo de prestación por desempleo termine.

Si se solicita prestación por desempleo y, durante la resolución de dicha solicitud, terminase el plazo de excedencia o, si no existiera un periodo mínimo para esta, el trabajador tendría que solicitar el reingreso en la empresa. En este caso no se considera que el trabajador esté en una situación legal de desempleo.

Modelo de solicitud de excedencia voluntaria

Además de comunicar verbalmente a la empresa vuestra intención de solicitar una excedencia laboral, es conveniente también comunicarlo por escrito. Así, dejaremos constancia para evitar problemas en el futuro. Para ello puedes utilizar el siguiente modelo de solicitud de excedencia voluntaria.

Modelo de solicitud de reincorporación

Del mismo modo que comunicamos a la empresa nuestro deseo de pedir una excedencia laboral, es necesario, también, avisar a la empresa a la hora de solicitar la reincorporación a nuestro puesto de trabajo.

Para ello, podéis utilizar el siguiente modelo de solicitud de reincorporación tras una excedencia voluntaria.

Como ves, los pasos para solicitar una excedencia son bastante sencillos.

¿Conoces algún caso en el que el trabajador haya solicitado una excedencia voluntaria? Si es así, puedes dejarnos un comentario.

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest

Share This