¿Merece la pena trabajar en Glovo?

/ / ¿Merece la pena trabajar en Glovo?
¿Merece la pena trabajar como Rider?

Mucho se ha especulado en los últimos tiempos sobre las condiciones de trabajo en las empresas de reparto de comida a domicilio. Toda esta polémica llevó a la aprobación por parte del Gobierno de la denominada Ley Rider en el pasado verano de 2021.

Glovo fue una de las empresas pioneras en España en implantar este modelo de negocio. Ellos no sólo se encargan de repartir comida a domicilio, sino cualquier cosa a cualquier hora del día. Ahora su estructura ha sufrido cambios debido a la ley antes mencionada, pero ¿merece la pena trabajar en Glovo? Vamos a verlo.

¿Cómo ser repartidor de Glovo?

Desde el inicio de los tiempos, para trabajar en Glovo necesitabas ser autónomo sí o sí. Sin embargo, se suponía que la Ley Rider iba a cambiar esto, ya que los trabajadores de Glovo vivían bajo el yugo de sus condiciones sin poder elegir. Y eso tenía poco de autónomo.

Los efectos de esta legislación, de aplicación muy reciente, acabaron con otra gran plataforma de comida a domicilio, Deliveroo, abandonando el mercado español. Se esperaba también que el resto de empresas del sector se vieran forzadas a contratar en plantilla a todos sus riders (repartidores) autónomos… pero esto no está siendo así.

Glovo actualmente está implantando un nuevo plan en el que la meta es tener a alrededor del 20% de repartidores contratados (incluso subcontratados) y el resto seguirán siendo autónomos. Además, de momento el bloque de trabajadores en plantilla va a crecer muy poco a poco en ciudades grandes y con gran demanda.

Por lo tanto, ya tenemos el primer dato: para ser repartidor en Glovo básicamente sigues teniendo que ser autónomo. Esto a día de hoy no ha cambiado. Si eliges ser empleado asalariado, tus posibilidades de entrar en la empresa son muy reducidas, y en muchas localidades, literalmente imposible.

Requisitos para trabajar en Glovo

Trabajar en Glovo es relativamente sencillo. Sólo necesitas registrarte en su plataforma web, ser mayor de 18 años, tener un smartphone con acceso a internet y un vehículo propio. Éste puede ser una bici, una moto o un coche, si bien ellos prefieren que sea una moto, ya que es el medio de transporte más versátil para el reparto.

Aparte de lo anterior, el último requisito fundamental para ser repartidor en Glovo es estar dado de alta en el régimen de autónomos en la Seguridad Social y Hacienda. Sí, ya sabemos que también están contratando, pero de momento esto es algo testimonial.

En cuanto a los autónomos, Glovo ha planteado algunos cambios sutiles para intentar sortear la Ley Rider. Todos estos trabajadores manejan su relación con la empresa a través de la app para móviles Glovo Couriers

Para empezar, antes los riders solicitaban bloques de horas completas para trabajar. Cuantas más horas trabajabas, más encargos recibías, y si no trabajabas mucho, la plataforma te penalizaba, llegando a ignorar por completo tu perfil en algunos casos.

Ahora esto ya no es así, sino que el repartidor puede conectarse y desconectarse de la plataforma tantas veces como quiera y en cualquier momento del día. Además, no habrá penalizaciones por desconectarse.
Por otra parte, se ha introducido un (discutible) sistema de multiplicación de ingresos, que aparenta una cierta libertad de tarifas por parte de los repartidores. Te contamos más sobre esto más abajo, en el apartado de ingresos.

Trabajar en Glovo sin ser autónomo

Como comentábamos antes, a partir de ahora será teóricamente posible estar contratado con salario y horario fijo en Glovo. Sin embargo, aún es muy pronto para conocer más detalles sobre esto.

Lo único que sabemos es que será un porcentaje muy reducido de su plantilla y sólo en urbes con gran volumen de pedidos. Además, algunos medios hablan de que lo que va a hacer es subcontratar flotas de repartidores.

Ten en cuenta que, en el momento de escribir estas líneas (octubre 2021), apenas ha pasado poco más de un mes desde que Glovo cambiara su política de contratación. La Ley Rider es la que ha forzado estos cambios y esta situación podría volver a cambiar radicalmente en un tiempo.

El Gobierno pretendía que estas plataformas contratasen a todos sus repartidores, pero ya vemos que la respuesta de Glovo ha sido bastante más creativa, y sigue reclamando principalmente autónomos. Probablemente esto traiga cola y nadie sabe cómo acabará.

Sin entrar en quién tiene la razón (también hay repartidores en contra de la Ley Rider), debes saber que te vas a mover en un escenario laboral muy inestable.

¿Cuánto se cobra en Glovo?

Entrar en el apartado de ganancias es extremadamente relativo. No es fácil determinar si merece la pena trabajar en Glovo, ya que no existen datos públicos de cuál es el sueldo de un repartidor en nómina de la empresa. Respecto a los riders autónomos, Glovo afirma que se pueden ganar entre 4 y 6 € por pedido.

Si escarbas un poco en testimonios de trabajadores de la plataforma, te darás cuenta de que ese dato rara vez es así, y suele estar más bien entre los 3-4 € por envío. Cierto es que hay pluses por días de lluvia, que pueden llegar a duplicar los ingresos, y también otras promociones especiales, pero no es lo habitual tampoco. 

¿Cuánto gana un repartidor de Glovo?

Es extremadamente difícil calcular cuánto se gana en Glovo al mes, pues hay muchas variables en juego. La primera de ellas es el número de días que se trabaje y la cantidad de horas dedicadas al reparto. También depende del volumen del tícket del pedido. En ambos casos, cuanto más, mejor, obviamente.

Hay gente a la que el saldo mensual no le llega para comer y hay otros que afirman estar entre los 2.000 y los 3.000 € euros de ingresos al mes. Por lo tanto, es imposible darte una cifra concreta. Probablemente, la realidad más común esté en un punto medio en torno a 1.200 / 1.500 € brutos.

Eso sí, has de tener en cuenta que absolutamente todos los gastos corren por tu cuenta. Tú pagas tu vehículo, su mantenimiento, la gasolina, el seguro, los impuestos de circulación, las multas, etc… Además, recuerda que debes ser autónomo y eso en este país es una ruina.

Si puedes aprovechar la cuota inicial a la Seguridad Social de 60 € al mes, te puede compensar. Si no cumples las condiciones para ello, has de saber que actualmente la cuota mínima son 289 € mensuales. Da igual que ganes más o menos, o que no ingreses nada.

A eso suma gastos de gestoría para las declaraciones trimestrales de IVA y de IRPF… más el pago de los propios impuestos de la renta. Recuerda también que un día que no trabajas es un día que no cobras, lo cual incluye las vacaciones. Y después de todo eso, por fin, podrás calcular lo que ganarás de verdad.

Ah, y no olvides que también tienes que pagar tu mochila si no tienes una (31,06 €). También deberás abonar una cuota a partir de 2 € al mes por usar su app Glovo Couriers, sin la cual no puedes trabajar.

¿Cuánto cobra por pedido un repartidor de Glovo?

Las ganancias por cada pedido en Glovo son variables. Dependen del importe del tícket, de la distancia, el tiempo de espera, promociones, etc… Por supuesto, tú decides si aceptas o no cada encargo propuesto por la plataforma, y ya no hay penalización por ello. La media de ingresos suele estar en torno a los 9-10 € por hora de trabajo.

Como te decíamos antes, ahora Glovo se ha visto forzada a incluir también un sistema de tarifas variables. Al beneficio por pedido que te proponen, tú puedes añadirle un modificador. Si lo dejas en valor 1, nada cambia. Si indicas 1.1 o 1.2, tu beneficio se multiplica por ese valor.

Ejemplo: si la plataforma dice que vas a ganar 4 € por un envío y tú tienes el multiplicador en 1.1, finalmente recibirás 4,40 €. Si lo tuvieras en 1.2, pues recibirías 4,80 €. Y así todo.

Esto queda genial sobre el papel. ¿Cuál es el problema? Pues que muchos repartidores afirman que, como muevas el multiplicador por encima de 1, no vas a recibir apenas pedidos.

Por otro lado, también hay quejas en sentido contrario. Hay otros riders que lo sitúan por debajo de 1 para acaparar pedidos. Así pues, la guerra bajista de precios está servida. Nadie dijo que encontrar un trabajo bien pagado fuera sencillo.

Trabajar en Glovo: opiniones

En este tipo de empleo es bastante sencillo encontrar numerosas opiniones de gente que está trabajando en ello o lo estuvo hace poco. De hecho, te recomendamos que busques información y puntos de vista en primera persona de esta gente. Sus testimonios te van a iluminar mucho sobre si merece la pena trabajar en Glovo o no.

No te vamos a engañar, las empresas de reparto a domicilio no tienen una gran fama en general. No obstante, ten en cuenta también que la gente descontenta es la que más ruido suele hacer siempre. Aquellos a los que les va bien o muy bien normalmente no suelen abrir la boca, entre otras cosas porque no quieren alimentar la competencia.

Si quieres ver casos generales, en YouTube tienes muchos. Si quieres conocer puntos de vista positivos sobre trabajar en Glovo, intenta localizar a gente que no esté de acuerdo con la Ley Rider. Entre ellos se encuentran algunos de los casos de más éxito, que también los hay.

Trabajar en Glovo puede ser una buena solución si buscas tu primer empleo o si no quieres que te discriminen por tus estudios (por ejemplo, si no tienes la ESO). En cualquier caso, eso no significa que trabajar en Glovo no pueda ser una opción válida para mucha más gente, pero antes de apuntarte, infórmate bien de todas las condiciones.

Esperamos haberte ayudado con eso.