Me han echado del trabajo sin avisar

Me han echado del trabajo sin avisar

Quedarse sin trabajo de la noche a la mañana es algo que suele ser una sorpresa desagradable. Por desgracia, es algo que ocurre todos los días. La cuestión es: ¿pueden echarte del trabajo sin avisar?

Cuando trabajas por cuenta ajena y de pronto te comunican que vas a engrosar las colas del INEM, por tu mente pasan muchas cosas. Por ejemplo: “Me han despedido, ¿es legal?” Esa suele ser la primera pregunta que todo el mundo se hace la primera vez. Si quieres conocer la respuesta rápida a esa y otras cuestiones, acompáñanos en este artículo que hemos preparado para ti.

Me han echado del trabajo sin avisarme

Probablemente, ahora tengas cierta preocupación natural por tus derechos, preguntándote si te pueden despedir sin causa. Para resolver tus dudas, lo primero que debes saber es que existen básicamente dos tipos de despidos. Según el Estatuto de los Trabajadores, están el despido disciplinario y el despido por causas objetivas.

Empezaremos por el primero.

El despido disciplinario es también conocido popularmente como despido procedente. Consiste en la finalización de la relación laboral por algún motivo que implique que el trabajador ha incumplido las normas de su contrato o ha tenido un comportamiento inadecuado.

Si te han echado del trabajo sin avisar mediante un despido disciplinario, has de saber que la empresa no está obligada a darte ningún tipo de preaviso. En esos casos, la expulsión del empleo puede ser inmediata si así lo desea el empleador.

Además, el despido procedente tampoco da derecho a indemnización. Lo que sí te tendrán que dar siempre es el finiquito, es decir, abonar los días trabajados del mes en curso y las vacaciones no disfrutadas.

Por supuesto, si no estás de acuerdo con tu despido disciplinario, podrás reclamar presentando una demanda de conciliación, también conocida como papeleta. Si no hay acuerdo entre las partes (y es muy probable que no la haya), el asunto terminará en el juzgado, y un juez determinará quién tiene razón.

Me han despedido sin preaviso

Ahora pasemos al segundo caso. Si te han echado del trabajo sin avisar y no hay causas que lo justifiquen, entonces tu empresa ha actuado de manera completamente ilegal.

La única alternativa al despido disciplinario es el despido por causas objetivas. Y, como su propio nombre indica, tiene que haber un motivo bien justificado, por ejemplo, un descenso considerable de las ventas. Si este motivo está ausente, entonces estamos ante un despido improcedente… lo cual no va a evitar que te despidan, desde luego.

El despido objetivo (o por causas objetivas) sí obliga a avisar al empleado con 15 días de antelación por escrito. Por lo tanto, han de entregarte una carta de despido (no vale de manera verbal) indicando cuál es la razón que motiva el fin de la relación contractual.

A menudo las empresas reconocen directamente que no hay motivo particular y el despido resulta inmediatamente improcedente. En realidad, poco importa. En ambos casos, tiene derecho a ser advertido con esos 15 días de preaviso. Eso sí, también tienen la opción de no avisar y pagarte quince días extra directamente en el finiquito.

La diferencia entre el despido por causas objetivas o el improcedente es el importe de la indemnización que habrás de recibir (además del finiquito). Esto va a depender también de lo que indique tu convenio colectivo y de la legislación laboral que esté vigente en ese momento. 

Pero aún hay otro dato importante que debes conocer para que sepas qué hacer cuando te despiden. Durante esos 15 días a partir de la recepción de la carta de despido, tienes derecho a seis horas semanales remuneradas para dedicarlas a buscar empleo. Es decir, tu jornada semanal será de 34 horas semanales en vez de 40, pero con el salario completo.

¿Te pueden despedir de un día para otro?

Realmente, sí, pueden despedirte de manera fulminante, sin causa y sin explicaciones, y no habrá nada que puedas hacer para evitarlo en ese momento. Eso sí, si crees que tu despido laboral ha sido un abuso según lo que acabamos de ver, no dudes en denunciarlo.

Si estás afiliado a algún sindicato, tendrás un apoyo extra que siempre viene bien, sobre todo si hay que ir a juicio, ya que los gastos de tu abogado estarán cubiertos.

¿Te tienen que avisar si no te renuevan el contrato?

Ya hemos visto que, salvo que te hayan presentado un despido disciplinario, deben avisarte 15 días antes de pasar a engrosar los números del desempleo en España. Ahora bien, tampoco debemos confundir esto con otras situaciones que no son despidos en sentido estricto.

Por ejemplo, si tú eres quien se marcha de la empresa por iniciativa propia, se trata de una baja voluntaria. En ese caso eres tú quien tiene que dar el preaviso de 15 días a tu empresa. Si no lo haces, te restarán 15 días de salario en tu finiquito o podrían denunciarte por ello si el importe del finiquito no es suficiente.

Por otra parte, tampoco existe despido cuando lo que tienes firmado es un contrato temporal o por obra y servicio. En ese tipo de contratos ya se sabe desde un principio que un día determinado van a terminar, salvo que se renueven de mutuo acuerdo. Pero si no se renuevan, nadie te está despidiendo, simplemente se está cumpliendo con lo firmado.

La empresa o el empleador no están obligados a avisar al trabajador del fin de un contrato temporal o por obra y servicio. El trabajador ya debe ser consciente de que el contrato tiene un final determinado.

Eso sí, existe una excepción a esto, y es cuando el contrato temporal se extiende más allá de un año. En ese caso, si el contrato debiera extinguirse por alguna razón (fin de sustitución o fin de obra, por ejemplo), sí que tendrían que avisarte con los famosos 15 días.

Conclusiones

Es triste que te puedan echar del trabajo sin avisar, pero así son las cosas. Al menos ahora ya sabes que en la mayoría de los casos sí deberían hacerlo (avisarte), y si no lo hacen ni te pagan los 15 días, puedes denunciarlo.