¿Es difícil sacarse la ESO para adultos?

/ / ¿Es difícil sacarse la ESO para adultos?
Sacarse la ESO para adultos

En la vida de todos y cada uno de nosotros acontecen multitud de circunstancias personales, algunas de las cuales pueden influir en nuestra formación. De este modo, puede que alguna de ellas, por el motivo que sea, nos impidiera terminar los estudios de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

Esta situación, sin duda, supone una limitación muy relevante en cuanto a futuras opciones de obtener un empleo. Por eso, es posible que un adulto que no tenga el título de ESO se plantee obtenerlo muchos años después de haber abandonado los estudios.

¿Se puede hacer eso? Claro que se puede, además de ser muy aconsejable. Además, si ese es tu caso, has de saber que hay mucha variedad de opciones a tu alcance para sacarse la ESO para adultos. A continuación te contamos todo, respondiendo también a la pregunta sobre si es difícil sacarse la ESO para adultos.

ESO para adultos o ESA

La educación secundaria para adultos obviamente ya no es obligatoria, así que pierde la letra O de su título y se la conoce extraoficialmente como ESA. Sin embargo, el título siempre seguirá siendo el de la ESO. No hay diferenciación si lo obtienes de adulto.

Es normal que mucha gente que esté pensando en esto se plantee si es difícil sacarse la ESO para adultos, y la realidad es que no. De hecho, podríamos decir que es mucho más flexible en su metodología que en la adolescencia, pues se entiende que los adultos tienen otros problemas y obligaciones.

Por supuesto, esa mayor flexibilidad tampoco significa que te vayan a regalar el título. Sacarse la ESO para adultos sigue requiriendo esfuerzo y dedicación. Nada ni nadie te va a librar de tener que estudiar y memorizar contenidos. Para bien o para mal, el sistema educativo de este país es así.

Probablemente, la mayor dificultad para sacarse la ESO siendo ya adulto es tener que volver a coger la costumbre del estudio muchos años después de haberla perdido. Sin embargo, con voluntad y constancia, se puede.

Por otro lado, lo bueno de obtener el título de ESO es que podrás optar a muchos más puestos de trabajo y también opositar a plazas del Estado. Además, luego podrás seguir formándote, bien en FP, bien en bachillerato y posteriormente en la universidad… Quizás incluso termines estudiando un máster. Sólo tú puedes decidir hasta dónde llegar.

¿Cómo obtener la ESO para adultos?

En primer lugar, hay que aclarar que para optar a sacar la ESO es evidente que debes tener la educación primaria superada. En caso contrario, primero deberías consultar cómo sacar el graduado escolar para adultos

Teniendo eso claro, puedo contarte que para sacarte la ESO tienes dos caminos posibles. La parte positiva de hacerlo siendo adulto es que, además, hay muchas alternativas en cada una de esas vías. Vamos a conocerlas:

ESO presencial

Aquí se engloba principalmente la educación tradicional. Puedes sacarte la ESO como adulto matriculándote en cualquier instituto público de tu localidad. No todos ellos disponen de plazas para adultos, pero en cada localidad grande suele haber al menos uno, así que podrás elegir el que más te convenga.

Normalmente, para adaptarse a los horarios de la gente que esté trabajando o tenga obligaciones, los horarios suelen ser de tarde o incluso nocturnos. Eso sí, la asistencia aquí es obligatoria. Como si fueras un chiquillo, vamos.

Suelen ser un poco flexibles con eso, intentando paliar con trabajos algunas faltas de asistencia, pero no puedes ir cuando te apetezca porque te suspenderán. Cuando la gente se plantea si sacarse la ESO como adulto es difícil, quizás podríamos decir que este camino puede ser el más tortuoso.

Sin embargo, no necesariamente ha de ser un camino complicado. Salvo que tengas profesores con muy poca empatía, ten en cuenta que aquí la evaluación suele ser continua, lo cual hace más fácil conseguir el título. 

ESO Semipresencial u online

Si lo de volver al ‘insti’ no te llena de emoción, puedo decirte que tienes alternativas. En este caso, puedes acceder a cualquiera de los centros educativos privados que ofrecen la preparación de la ESO para adultos.

Para obtener el título de este modo, después hay que presentarse a las pruebas libres que anualmente se convocan en todas las comunidades autónomas. Además, si fallas en una, siempre puedes apuntarte al examen más cercano de otra comunidad. Todas son válidas.

En esos centros privados, obviamente tendrás que abonar un precio por la formación, pero la ventaja es que no tendrás que asistir obligatoriamente a clase. Hay centros con una combinación de clases presenciales y clases a distancia, y hay otras que son 100% online, lo cual puede ser muy cómodo.

¿Cuánto dura la ESO para adultos?

Para los chavales, la formación de la ESO dura cuatro años sí o sí… pero no tiene por qué ser necesariamente igual a la hora de sacarse la ESO para adultos.

Si optas por el camino de los institutos y ya tenías aprobado un curso o varios de la ESO, sólo necesitarás cursar los que te queden. Además, normalmente suele concentrarse cada curso de la ESO en un solo cuatrimestre. Teniendo en cuenta que cada curso contiene dos cuatrimestres, el tiempo total se queda en dos años.

En cuanto a la formación privada, normalmente también suelen agrupar los cuatro años oficiales en sólo dos módulos anuales, lo cual viene a ser lo mismo.

Esto tiene su parte buena y su parte mala. Lo bueno, obviamente, es que supone un ahorro de tiempo si todo va bien. Lo malo es que tendrás que estudiar más materia en menos tiempo. Quizás eso pueda ser demasiado para algunas personas.

De todos modos, ten en cuenta que en el formato original de la ESO se desperdicia mucho el tiempo y tampoco es tan excesivo concentrarlo en dos años. Eso sí, requerirá de un poquito más de esfuerzo por tu parte.

En cualquier caso, la formación privada te prepara para presentarte a los exámenes de la ESO para adultos (las pruebas libres). Es decir, por sí mismas las academias privadas no te pueden dar ningún título. Te lo juegas todo en una sola prueba y además es requisito indispensable para dicha prueba que no estés cursando la ESO en un centro público.

Sacar la ESO para adultos gratis

Bueno, gratis no hay nada en esta vida, me temo. Ya sea con dinero, con tiempo o con esfuerzo, todo se paga. Pero dejando a un lado la filosofía, sí que puedes sacar la ESO para adultos gratis (o gastando muy poco). Si te apuntas en un instituto público, tu gasto básicamente consistirá en los libros y los materiales.

En cambio, en una academia privada, la enseñanza tiene un precio que hay que pagar, y no suele ser bajo. A cambio, tendrás mucha más comodidad para prepararte. La asistencia no es obligatoria y el soporte, sin lugar a dudas, estará a años luz del que puedas recibir en un instituto. Lo mejor será que compares entre varias empresas.

Entonces, ¿es difícil sacar la ESO para adultos? Eso dependerá mucho de ti, de tu disponibilidad, de tus circunstancias y de tu capacidad de esfuerzo. En el instituto es mucho más pesado y rígido, pero puede tener la ventaja de la evaluación continua. Si eso cuadra en tu vida y no tienes problema de ir todos los días a clase, perfecto.

Optando por la vía privada obtienes mucha más comodidad y (seguramente) un apoyo más personalizado. Sin embargo, luego vas a morir a los exámenes de la ESO para adultos, lo que supone jugárselo todo a una carta. Lo bueno es que puedes intentarlo todas las veces que quieras e incluso probar en otras comunidades autónomas. 

Como ves, cada camino para sacarse la ESO para adultos tiene sus pros y sus contras.

Temario de las pruebas de la ESO para adultos

El temario de la ESO enfocada a adultos es fruto de la concentración de contenidos de la que hablaba antes, y está repartido en tres grandes grupos:

  • Sección de Comunicación: esto engloba a las asignaturas de lengua castellana, literatura e inglés, más segunda lengua regional si es tu caso.
  • Sección Técnico-Científica: esta parte agrupa las materias relativas a matemáticas, física, química, biología, geología y tecnología.
  • Sección Social: aquí se encierra el conocimiento relativo a geografía e historia.

Como vemos, siendo adultos nos olvidamos de cosas como educación física, o religión/valores que sí dan los chavales. Entre eso y la concentración de materias, al final se puede juntar todo un año de ESO en un solo cuatrimestre.   

Beneficios de obtener la ESO para adultos

Después de tener el graduado escolar, la ESO es lo más elemental que te pueden pedir en un puesto de trabajo. Para llegar a optar a trabajos bien pagados en España es indispensable tener este título. De hecho, probablemente haga falta algo más, pero es fundamental obtener la ESO primero.

Existe una relación demostrada estadísticamente entre el desempleo y la ausencia de la formación obligatoria. Por esta razón es tan importante obtener la ESO, pues es el título mínimo que se exige en la inmensa mayoría de ofertas de trabajo.

Además, poseerlo te habilita para poder estudiar muchas oposiciones estatales, y te abre las puertas a un título medio de formación profesional o a continuar estudiando bachillerato. Sea como fuere, sacarte la ESO para adultos puede dar alas a tus posibilidades de crecimiento y de proyección profesional.

En resumen, habrá quien te diga que es difícil sacarse la ESO para adultos y quien te diga que no, pero al final la situación de cada persona es diferente. Sí que te animamos a que des todo de tu parte para intentar obtener el título de la ESO para adultos. Recuerda que nunca es tarde.