Carta de presentación para auxiliar de enfermería

/ / Carta de presentación para auxiliar de enfermería
Auxiliar de enfermería

Encontrar un nuevo trabajo nunca es tarea fácil para nadie, y menos en los tiempos que corren. Los profesionales de enfermería no son una excepción a esta realidad, sobre todo ahora que la pandemia de coronavirus va aflojando y muchos vuelven al paro. Por esta razón, si estás buscando cómo realizar una carta de presentación para auxiliar de enfermería, estás en el sitio correcto😉

Por qué necesitas una carta de presentación para un puesto de enfermería

Bueno, no es que necesites una carta de presentación para un puesto de enfermería, sino que es muy recomendable para cualquier puesto de trabajo. Trabajar en Sanidad es un objetivo muy deseable para cualquier profesional del mundo de los cuidados médicos, pero tienes que empezar con buen pie tu candidatura.

Para ello, además de crear un buen currículum vitae, también debes acompañarlo con una carta de presentación en condiciones. Quizá pienses que estos textos no sirven para nada, pero te equivocas por completo.

Mira, tu currículum apenas es una colección de fríos datos y fechas que muchas veces no reflejan adecuadamente la importancia de tu experiencia laboral. La carta de presentación es el lugar adecuado para explicar los detalles que hacen destacar tu currículum. Cuanto más trabajes en cómo subrayar tus puntos fuertes, mayores serán tus oportunidades de llegar a obtener el empleo. 

Datos a incluir en la carta de presentación

Comenzaremos con lo más básico: tus datos personales. Quizá te preguntes por qué debes incluirlos otra vez en la carta de presentación si ya están en el currículum. Bien, la cuestión es que estos dos documentos no tienen por qué viajar siempre juntos. ¿Y si se separan? ¿Y si les gustas, pero se extravía uno de los dos?

Si tus datos están en ambos, siempre podrán ponerse en contacto contigo, así que no olvides poner tu nombre completo, teléfono y correo electrónico como mínimo. Ah, y respecto a esto último, utiliza una dirección que suene medio respetable. Nada de utilizar [email protected] (caso verídico) o [email protected].

Otro dato importante que debe figurar en la parte superior es la fecha y la localización desde la que escribes la carta de presentación. Son referencias útiles porque nunca sabes si la van a leer al día siguiente o seis meses después.

A continuación deberás indicar el nombre completo de la persona a la que te diriges, así como su cargo dentro de la empresa. Y debajo de esto, la dirección física de ésta.

Lo siguiente ya sería el bloque de texto central de la carta, que detallaremos en el siguiente punto

Estructura de una carta de presentación para auxiliar de enfermería

Antes de nada, debes aplicar algunos principios básicos, que son recomendables para la carta de presentación de cualquier profesión. Y luego, te añadimos algunos consejillos extra. Apunta:

  • Utiliza una fuente tipográfica de entre 10 a 12 puntos. Y, por dios, no uses Comic Sans. Cada vez que lo haces, un gatito muere en Indonesia.
  • Ni tú eres Tolstói ni tu vida es Guerra y Paz: la extensión de la carta no debe superar nunca un folio por una cara.
  • Deja que el texto respire: incluye márgenes generosos a los lados y en la parte superior (mínimo 2 cm), añadiendo algo de espacio extra en la parte inferior.
  • Los renglones también necesitan oxígeno, pero sin pasarse: elige un interlineado de 1,5.
  • No olvides tus datos personales, tal y como hemos indicado antes.
  • Es importante mencionar cómo has tenido conocimiento de la oferta. Puede ser por un anuncio en una web, un periódico o incluso por un empleado de la empresa. 
  • Destaca tu experiencia y las áreas en las que más has brillado.
  • Nunca mientas. Never ever. Ni te lo pienses. Si te pillan, da igual cuando sea, no sólo te quedas sin opciones o sin trabajo, sino que, si logras un empleo mintiendo, te pueden denunciar y puede tener consecuencias graves.
  • No hace falta que te diga que la carta debe estar perfecta a nivel gramatical y ortográfico, ¿verdad? Bueno… pues ya te lo he dicho. Utiliza un corrector, que para algo están, y deja que lean tu carta varias personas antes de enviarla. Además, si no sabes expresarte correctamente, darás una mala imagen.
  • Demuestra con tu texto que te apasiona tu profesión y que deseas seguir creciendo en ella dentro de su equipo.
  • Cuenta por qué te interesa trabajar en su empresa (o institución). Dórales un poco la píldora, pero de manera leve y sutil. Con que parezca que tienes una buena imagen de ellos es suficiente. 
  • Personaliza su contenido: aunque uses una plantilla, hazla tuya. Cuanto más haya de ti en la carta, mejor. 

Modelo de carta de presentación para auxiliar de enfermería

Existen por internet multitud de modelos de curriculum vitae de muchas clases, pero tú lo que necesitas ahora es un modelo de carta de presentación para auxiliar de enfermería. Y eso es precisamente lo que te vamos a ofrecer a continuación.

Esta carta no es más que una plantilla, una base a la que tendrás que incorporar tus datos, tu experiencia vital y todas aquellas razones por las cuales deberían contratarte. Porque debe haber algún motivo especial, ¿no? Primero tienes que tener muy claro esto. De lo contrario, no podrás transmitirlo por escrito.

Así que, lo primero que tienes que hacer, en vez de copiar directamente, es pensar sobre ti mismo/a. Primero piensa, luego escribe.

Ten en cuenta que la misión de una carta de presentación no es conseguir un empleo, sino obtener una entrevista. Si la consigues, luego ya será tarea tuya convencer a tu interlocutor de que merece la pena contratarte.

Por lo tanto, una vez que tengas claro lo que quieres destacar en tu texto, entonces podrás descargar gratis la siguiente carta de presentación para un puesto enfermería

Carta de presentación para auxiliar de enfermería sin experiencia

Si estás optando a un puesto de auxiliar de enfermería y no tienes experiencia, debes echar mano de otros recursos. Puedes hablar de lo que hayas vivido en tus estudios, las prácticas que hayas hecho e incluso las experiencias personales que demuestren que eres una persona trabajadora y responsable.

Aunque a priori te resulte complicado saber qué poner, si reflexionas detenidamente, hallarás muchas situaciones que pueden demostrar el tipo de persona que eres. Si la empresa está interesada en contratar a personal de enfermería sin experiencia, ese tipo de vivencias serán tenidas en cuenta, ya que no habrá muchos otros elementos para evaluarte.