5 cosas que hacer al dejar un trabajo

/ / 5 cosas que hacer al dejar un trabajo
Salida de una empresa

Todo en la vida tiene un principio y un final. Y es que nada es infinito, salvo el bolsillo de Doraemon. Con los trabajos pasa exactamente lo mismo: al igual que cuando decimos hola y nos presentamos al entrar en una nueva empresa, también deberíamos decir adiós cuando nos vamos. Y no, no importa cuál es el motivo por el que abandonamos la empresa (decisión propia, por jubilación, por finalización de contrato, etc…). En este artículo te indicamos 5 cosas que hacer al dejar un trabajo y así salir de forma señorial.

Despídete de tus compañeros

Como decimos, sea cual sea el motivo por el que abandonemos la empresa, y haya sido por lo civil o por lo criminal, hay que saber decir adiós. Hay que ser educados. Es por ello que una de las cosas que hay que hacer al dejar un trabajo es despedirnos.

Si en tu trabajo dispones de correo electrónico, envía un correo de despedida a todo el mundo, agradeciendo la oportunidad recibida, así como el trato. Si no dispones de él, comunícalo a tus compañeros en persona. Siempre es mejor que se enteren por nosotros mismos.

Dejar tu puesto de trabajo
Es importante despedirte de tus compañeros antes de comenzar tu nueva etapa laboral

Deja tus datos de contacto

En el trabajo, normalmente, se forjan relaciones con los compañeros. O a eso estamos acostumbrados los hispanohablantes. En otros países, como Reino Unido o Estados Unidos, puede que sea diferente y que por el contrario las relaciones de trabajo sean única y exclusivamente eso, relaciones de trabajo que no van más allá de tener un trato cordial y amistoso en el entorno laboral.
Pero por cuestiones culturales, los que hablamos el idioma de Cervantes, solemos hacer colegas e incluso grandes amistades en el ámbito laboral.
De uno u otro modo deberíamos intentar mantener la relación de amistad que hayamos podido establecer. Y esto es muy importante a la hora de que puedan dar referencias nuestras en un futuro. Esta es una de las cosas que deberías hacer al dejar tu trabajo.

Alguno de tus futuros excompañeros puede cambiar de empresa y encontrarse en la situación de poder referenciar a alguien. Ese alguien, podrías ser tú, y quién sabe si el puesto donde te pueden referenciar puede tener mejores condiciones que las que vas a empezar a tener en tu nuevo trabajo (suponiendo que vas a continuar en activo).

Y al contrario, exactamente igual. En tu nueva empresa puede haber alguna vacante en donde crees que alguno de tus antiguos compañeros puede encajar muy bien, así que tú también podrías tirar de agenda y preguntar a alguno de tus ex colegas si se diera la oportunidad.

Es importante dejar siempre la puerta abierta

A menudo tomamos la decisión de dejar un puesto de trabajo por voluntad propia. Algunas veces ocasionado por haber encontrado algo mejor, y otras por discrepancias o diferencias con la empresa o con nuestros compañeros.
Centrándonos en este segundo caso, muchas veces estas discrepancias surgen de forma inesperada. Un cambio de subcontrata, de tu superior al mando o de la gestión del proyecto o servicio que estés prestando puede llevar a que trabajador y empresa alejen sus posturas, empezando así una relación de más odio que de amor.
Lo que un día comenzó como una relación cordial puede convertirse en una relación tormentosa de la noche a la mañana.

Pero si tu situación dentro de la empresa era cómoda hasta ese punto, esta situación puede volver a cambiar en un futuro.
Es por eso que, aunque no vayamos a dejar nuestro trabajo de la manera más amistosa, siempre es conveniente no cerrarnos ninguna puerta. La vida da muchísimas vueltas, y salvo caso flagrante, deberíamos enterrar el hacha de guerra, saliendo de la forma más cordial posible. Nunca sabremos si en un futuro nos podemos ver en la situación de tener que incorporarnos de nuevo a dicha compañía.

Recoge tus enseres personales y elimina tus datos

Es un fallo bastante común el olvidarnos de recoger algunos objetos personales que hayamos podido tener durante nuestra estancia en un trabajo: Fotografías de nuestra familia en nuestra taquilla, un dibujo de «El mejor papá del mundo» de nuestros hijos en la mesa de nuestra oficina o la taza de tu serie favorita son algunas de esas cosas que se pueden olvidar en el trabajo a la hora de irnos. Así que si no quieres enfadar a tu hijo o tener que comprar una taza nueva, acuérdate de recogerlos en tu último día.

Del mismo modo, si tienes correo electrónico, elimina la información personal que creas que puede ser sensible. En el caso de estar en un algún grupo de trabajo en WhatsApp o en alguna red social, también es recomendable despedirse del grupo y salir del mismo. Muchas veces pasamos por el compromiso de que «nos inviten» a salir de dicho grupo o incluso terminamos siendo expulsados del mismo (¡y no queremos malos rollos!).

No olvides pedir una carta de recomendación

Si nuestro rendimiento durante el tiempo que hemos estado trabajando para nuestra empresa ha sido bueno, siempre es conveniente pedir una carta de recomendación. Para ello sólo es necesario hablar con tu jefe, manager o ,en última instancia, con recursos humanos.

Una carta de recomendación puede servir de gran ayuda a la hora de presentarnos a un proceso de selección. De hecho, el que aquí escribe este artículo, ha visto con sus propios ojos algunas ofertas de trabajo en las que eran necesarias incluso dos cartas de recomendación para pasar el primer cribado. Increíble, pero cierto.

Sea requisito o no, a la hora de presentarnos a algún proceso de selección siempre vendrá bien que hablen bien de nosotros y tener buenas referencias. ¡No cometas el error de olvidarte de solicitarla!

Y hasta aquí estos 6 consejos sobre qué deberías hacer a la hora de dejar un trabajo. Cabe mencionar que ninguno de estos consejos es obligatorio, pero sí son recomendables. Cuando terminamos nuestro ciclo en un trabajo, lo único que estamos obligados a hacer es enviar una carta de baja voluntaria. Y sólo en caso de haber sido nosotros los que hayamos decidido terminar la relación laboral.

Desde Laboral42 esperamos que, de haber leído este artículo, hayas tenido o vayas a tener una salida cordial de la que es tu actual empresa. ¡Mucha suerte!😉